La situación de los techos livianos en el Perú representa un desafío continuo para muchas familias en distintas regiones del país.

El verano 2024 se acerca, y con él, las altas temperaturas. De acuerdo con el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), el verano comenzará el próximo 21 de diciembre, y en Lima se registrarán temperaturas por encima de lo normal.

¿Qué deben esperar las familias en el Perú con estas alteraciones climáticas? Expertos señalan que se espera que el Fenómeno del Niño continúe hasta el verano e incluso en la transición al otoño del próximo año.

En ese sentido, y ante el ingreso masivo de aire seco en altura, se prevé que para el verano de 2024, tengamos un escenario de lluvias por encima de lo normal en la costa norte y central, así como en la sierra.

Situación de los techos livianos en el Perú

La situación de los techos en el Perú representa un desafío continuo para muchas familias en distintas regiones del país. La carencia de viviendas con techos adecuados y seguros es un problema recurrente, especialmente en zonas rurales y urbanas crecientes, donde a menudo se presentan techos construidos con materiales precarios.

Esta falta de infraestructura adecuada no solo impacta la calidad de vida de las familias, sino que también pone en riesgo su seguridad y los pone en una situación vulnerable ante condiciones climáticas como:

  • Inundaciones y filtraciones: Con el aumento de las lluvias intensas y prolongadas, las viviendas con techos livianos son más propensas a inundaciones y filtraciones de agua. Las calaminas y las techos de metal pueden verse dañadas por la acumulación de agua, provocando goteras y debilitando su estructura con el tiempo.
  • Vientos fuertes y desprendimiento: Los techos livianos son susceptibles a desprendimientos causados por vientos fuertes. Las planchas metálicas y las tejas de plástico son particularmente vulnerables y pueden desprenderse durante tormentas, representando un peligro para la seguridad de los habitantes y de las propiedades circundantes.
  • Incremento de temperaturas: Las alteraciones climáticas también traen consigo temperaturas más elevadas y prolongadas olas de calor. Los techos livianos, al ser menos aislantes que otros materiales, hacen que las viviendas sean más propensas a calentarse excesivamente, afectando la comodidad de los residentes y aumentando la demanda de energía para la refrigeración.

Acciones de prevención

Las viviendas con techos livianos en el territorio peruano se enfrentan a serias amenazas debido a las alteraciones climáticas. La adopción de medidas adecuadas y la sensibilización de la población son cruciales para mitigar los efectos y proteger la integridad de las viviendas y la seguridad de sus habitantes frente a los cambios climáticos cada vez más pronunciados.

Así, para hacer frente a esta problemática, es fundamental tomar medidas preventivas y de adaptación, sobre todo en aquellas viviendas que no cuentan con techos fabricados con materiales más resistentes y duraderos. El uso de techos de fibrocemento (Eternit) se presentan como una solución ya que proporcionan una mayor protección frente a los fenómenos climáticos sin deformaciones ni oxidación por el sol.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú
Abrir chat
1
Santo Domingo de los Olleros
Defensa Civil de la Municipalidad de Santo Domingo de los Olleros pone a tu disposición este servicio para absolver tu preguntas, inquietudes con respecto a daños y desastres.